Curso sobre el Apocalipsis: 8. La nueva Jerusalén (P. Miguel Ángel Fuentes, IVE)

El Apocalipsis es un libro que habla de ciudades, empezando por las siete en que están establecidas las comunidades a las que se dirigen las sendas cartas de los primeros capítulos. Pero sobre todo hay dos grandes ciudades, Bablilonia (Roma) y Jerusalén, que son descritas tanto en su realidad terrena como en su simbolismo e incluso personificadas como mujeres. Pertenecer a una ciudad era esencial para los lectores de san Juan. En sus tiempos, no se podía concebir la existencia humana social sin una ligazón a una comunidad de la cual se recibía la cultura, la vida, la protección y hacia la cual se tenía una consciente responsabilidad. Pero con los primeros conflictos y persecuciones, los cristianos se encontraron en una encrucijada: la Jeruralén terrena los rechazaba, y de ella tuvieron que huir después de los primeros encarcelamientos, azotes y asesinatos; y desde el 70, la misma ciudad y el templo quedaron arrasados. Roma, por su parte, se mostró intolerante con esta religión que se negaba a adorar a los dioses paganos y no reconocía más que un Dios creador omnipotente. Sin una, ni otra, Juan les hace mirar hacia arriba, hacia una Jerusalén que desciende del Cielo como Novia y Esposa, y los alienta a vivir en esta Babilonia terrena sin mezclar sus corazones en el lodo de sus abominaciones.

P. Miguel Ángel Fuentes, IVE

 

 

Ir al video de youtube: Curso sobre el Apocalipsis: 8. La nueva Jerusalén

 

Deja un comentario