Tomémonos 11 minutos (P. Miguel Fuentes, IVE)

ojos de niñaTe pido 11 minutos.

Estimados amigos. Les pido que se tomen once (11) minutos para ver este video producido por el Observatorio Familiar Internacional  (“Family Watch International”) sobre la gravísima coyuntura en la que se encuentran nuestros niños y adolescentes (hijos, nietos, hermanos, educandos, dirigidos…). Hay una campaña feroz que tiene como objetivo la corrupción moral de los niños (de “todos” los niños; también de los tuyos) canalizada y, en algunos casos, dirigida, por importantísimos organismos internacionales y nacionales, con incalculables medios financieros y políticos. No es ninguna novedad. Pensadores serios (filósofos, teólogos, políticos, obispos y pontífices) y hombres y mujeres honestos, aunque “de a pie”, es decir, sin títulos ni poder alguno, vienen denunciándolo desde hace décadas. Pero parece que nos hemos vuelto sordos y ciegos, o indolentes… o cobardes. Si no tomamos las “armas del espíritu”, de las que nos habla la Escritura (la oración, la penitencia, y también el justo reclamo) somos, de una manera u otra, cómplices de esta devastación. San Juan Pablo II nos advirtió numerosas veces que estamos en momentos críticos y determinantes de la Historia.  “Espadas angélicas y tridentes demoníacos chocan sin ruido” en nuestras calles, dijo nuestro poeta. Quien no se haga cargo de su propia misión en esta lucha no queda al margen de ella; más bien opta por el bando equivocado. La cultura de la muerte ya ha logrado entrar en tu casa, está en tu escuela, se hace leer por tus hijos en los libros que guarda en su mochila escolar. ¿No vas a hacer nada? Al menos mira este video y haz que lo ven los más que puedas.

 

https://vimeo.com/161274559

 

P. Miguel Ángel Fuentes, IVE

Un comentario:

  1. Es increíble como el.enemigo quiere destruir a la familia, pero sabemos que Jesús es nuestra roca, nuestra fortaleza y en estos tiempos tan difíciles debemos estar más al pendiente de nuestros hijos, enseñarles valores, vivir junto con ellos el reino de Dios. Y orar mucho por tantas familias que al no tener firme su fe, caen en situaciones aberrantes debido a toda esta ola de información perturban te.

Deja un comentario